Villarrica entrará a un periodo de análisis educacional como efectos de la pandemia  

Cerca de 300 estudiantes del Sistema Municipal de Educación de Villarrica rindieron, la semana última, la prueba estandarizada SIMCE, que este año tiene como objetivo conocer la pérdida de aprendizajes producidos durante los dos años, debido a la pandemia.

En todo el país esta evaluación está siendo aplicada a niños y niñas que cursan el cuarto año de enseñanza básica, quienes el pasado miércoles 16, rindieron la prueba de matemática y el jueves 17 de noviembre, ocurrió lo mismo con la de Lenguaje y Comunicación.

SIN CATEGORÍAS

Se trata de  una evaluación de tipo censal -la primera tras la pandemia- que implica que los establecimientos no tendrán ordenación a partir de estos resultados; es decir, no serán categorizados como insuficiente, medio-bajo, medio y alto.

“Estos resultados entregarán información de los estándares de aprendizajes logrados en los últimos años de trayectoria de los estudiantes. A partir de esta evaluación, cada comunidad educativa debe tomar decisiones pedagógicas y de gestión para nivelar la brecha que entregarán los resultados”, aseguró Javier Nahuelcheo, director del Departamento de Educación Municipal de Villarrica.

En la comuna son cerca de 300 estudiantes de cuarto básico, de 8 establecimientos educacionales municipales urbanos y 4 rurales, que rindieron esta prueba.

ORIENTACIÓN

“Después de tres años se retoma esta actividad  y este 2022 la idea es poder orientar las políticas públicas y conocer qué establecimiento requiere más apoyo y acompañamiento  tras las consecuencias  dejadas por la pandemia en los aprendizajes de nuestros niños, niñas y jóvenes”, comentó Katherine Velásquez, jefa técnico comunal del Daem villarricense.

Cabe destacar que el proceso está a cargo de la Agencia de la Calidad de la Educación y considera también la prueba para los segundos medios, la que se realizará estos días 23 y 24 de noviembre, también en las áreas de las matemáticas y lectura.

Tamaño Fuente
Contraste