Positiva evaluación del retorno a clases presenciales de la Escuela Municipal Mariano Latorre

Hace más de una semana que el 50% de los estudiantes de esta unidad educativa está en clases presenciales; y tanto las medidas sanitarias, como los protocolos implementados con anterioridad, están permitiendo un adecuado desarrollo en las actividades académicas.

Es necesario destacar, que los integrantes de esta comunidad escolar regresaron además con mejores condiciones de infraestructura, ello gracias a las obras realizadas en los diferentes espacios del establecimiento. “Estamos bastante sorprendidos porque todo el trabajo que hicimos antes de la llegada de los alumnos, dio buenos resultados, no solo en medidas de seguridad sanitaria, sino también, en el mejoramiento llevado a cabo en las salas de clases y en general en toda la escuela”, aseguró el director Patricio Opazo.

Plan de retorno seguro

Está a cargo del equipo de convivencia escolar y de la cuadrilla sanitaria,  implementada en abril de este año: “Asumimos este desafío para garantizar a la comunidad escolar mayor seguridad a la hora de enfrentar el retorno a clases. Tuvimos la oportunidad de previamente poner a prueba los protocolos con los funcionarios que ingresaron antes que los estudiantes; medidas de seguridad sanitaria, que además sociabilizamos con los padres y apoderados, quienes  han expresado su conformidad con el trabajo y han optado por enviar a sus hijos a la escuela”, comentó Erwin Montecino, integrante de la Cuadrilla Sanitaria.

Por su parte los estudiantes están felices del reencuentro con sus docentes y compañeros, asimismo, valoran los esfuerzos realizados desde el establecimiento para retomar la presencialidad: “Volver nos da felicidad, después de tanto tiempo sin ver a nuestros amigos. Los protocolos que tenemos son adecuados y funcionan. En lo personal, creo que con las clases presenciales aprendemos más y tenemos la oportunidad de preguntar lo que no sabemos a los profesores”, señaló Cristofer Martínez, integrante del Centro de Alumnos.

Desafío académico

La inversión no solo ha estado centrada en la infraestructura, es parte importante también la adquisición de material pedagógico, como software y textos de estudio. Para directivos y docentes, el foco ahora está dirigido a equiparar en contenidos a los estudiantes, luego de observar desigualdades: “No todos los niños y niñas llegan en las mismas condiciones académicas. Nuestro desafío es evaluar este desfase en los alumnos, y brindarles las herramientas necesarias para lograr nivelar los aprendizajes”, concluyó Patricio Opazo, director de la Escuela Mariano Latorre.

Tamaño Fuente
Contraste