Con homenaje a cuidadoras cumplió 20 años la Atención de Salud Domiciliaria de Villarrica

Una idea incipiente, que nació en Villarrica el año 2002, para ir en ayuda a las familias con pacientes en situación de dependencia severa, a lo que se sumaban las distancias y lo difícil que era llegar con sus pacientes a un centro asistencial, en la comuna lacustre acaba de cumplir 20 años de labor, lo que fue festejado -esta semana- en una emotiva ceremonia, realizada en Liquen Centro Cultural Municipal.

Con la presencia del alcalde de la comuna, Germán Vergara, la concejala Katalina Gudenschwager y la directora de la Salud Municipal, Jimena Becerra, se entregó este reconocimiento al grupo de profesionales, técnicos y también cuidadoras del área de la salud primaria que se han abocado incondicionalmente a esta tarea.

LAS CUIDADORAS

En principio fue un grupo muy pequeño, encabezado por la enfermera Petra Santander, los responsables de iniciar esta obra de respaldo a familias con personas en absoluta dependencia, lo que ha derivado –además- en reconocer este duro trabajo del “cuidador”.

“Queremos destacar el trabajo que estos equipos realizan y, especialmente, las cuidadoras que siempre están disponibles para ayudar a quien no puede valerse por sí mismo”, deslizó el jefe comunal en la ceremonia realizada recientemente en el recinto junto al Lago Villarrica.

“Necesitamos detenernos un momento, reflexionar de lo bueno y malo que hemos hecho, y también a veces lo triste de nuestra labor”, indicó Petra Santander, quien agradeció el apoyo que la propia Jimena Becerra dio a este proyecto que acaba de cumplir dos décadas “y que no sería nada si no fuera por el apoyo de las cuidadoras que se hacen cargo de sus cercanos, incluso sin el apoyo y comprensión de sus propias familias”.

AGRADECIMIENTOS

“Agradecemos al grupo de profesionales, doctores, enfermeras, sicólogos, paramédicos, kinesiólogos, también choferes que atienden a nuestros familiares postrados en nuestras casas”, se manifestó Jeanette, cuidadora local, quien reconoció que “nuestro trabajo es muy difícil,  pero con esta ayuda se hace más fácil todo”, indicó esta cuidadora villarricense, quien valoró el trabajo que a diario les entrega la, por estos días, festejada Atención de Salud Domiciliaria de Salud Rural, que vivió sus orígenes en el Cesfam Villarrica, del sector Diego Portales.

Con la idea de reconocer la sacrificada labor de cuidadora, en la oportunidad se entregó un reconocimiento a seis de ellas, beneficiarias también del sistema del área de salud municipal de Villarrica.

Tamaño Fuente
Contraste